En términos generales el consumo de alcohol se considera una actividad agradable mientras se haga de manera moderada, sin prisas y por la experiencia del sabor. Sin embargo, cuando se bebe en exceso existen consecuencias sumamente negativas tanto en el aspecto social como en la salud de las personas.

Al abusar en el consumo de alcohol, se pueden sufrir padecimientos como diabetes, gastritis, cirrosis, depresión, ansiedad, pérdida de memoria y muchos otros. Socialmente genera problemas en las esferas de la familia, con las amistades y en el entorno estudiantil o laboral según sea el caso.

Si hablamos de drogas los efectos negativos se potencializan, ya que existen mayores afectaciones en todos los planos. También provocan dificultades para relacionarse con los demás e incluso se puede caer en actividades delictivas de distinta naturaleza.

Cuando alguien es incapaz de moderar las sustancias que ingresan a su cuerpo, es el momento ideal para pedir ayuda profesional. El Dr. Alfredo Bautista Sánchez es un psiquiatra que le podrá asistir inmediatamente, agende una consulta y recupere su bienestar.