El bullying es un problema que se presenta en las instituciones escolares que afectan considerablemente al niño o adolescente que recibe ese maltrato psicológico y físico.

Le compartimos las características comunes de este tipo de agresión:

Lo provoca un alumno apoyado por un grupo contra un alumno o alumna que se vuelve víctima.

La conducta de los agresores es de burla, golpes físicos, un aislamiento sistemático.

El bullying se mantiene porque las personas que ven la agresión contra la víctima no hacen nada para impedirlo en el momento y tampoco lo denuncian ante las autoridades escolares.

Ante tales agresiones, la víctima desarrolla miedo, pérdida de confianza en sí mismo, disminución del rendimiento escolar.

Pregunte constantemente a su hijo cómo le va en la escuela, cheque sus calificaciones, seguramente si ha sido un alumno regular o excelente y de repente comienza a reprobar materias, puede ser el primer indicio de que está sufriendo bullying.

Artículo creado con información de Universia.es